8/1/09

Leopardo

Le dedico esta entrada a Leticia, que me pidió información sobre las panteras. Espero que te venga bien.

Leopardo (Panthera pardus)

Filo: Cordados.
Clase: Mamíferos.
Orden: Carnívoros.
Familia: Félidos.

Longitud cabeza y tronco: 150 cm.
Longitud cola: 90 cm.
Altura en la cruz: 70 cm.
Peso: machos, entre 35 y 90 kg; hembras, entre 25 y 50 kg.
Alimentación: desde pequeñas criaturas como escarabajos hasta mamíferos grandes, muchas veces de su mismo peso, como los antílopes.

Descripción morfológica y coloración:
La gran cabeza del leopardo aloja los poderosos músculos de las mandíbulas para morder, matar y desmembrar la presa. Los hombros y miembros delanteros también poseen músculos fuertes para sostener las víctimas y arrastrarlas o transportarlas a los árboles.
En los desiertos, los leopardos son de un color amarillo claro; en los pastizales, son de un color amarillo oscuro. Las manchas de las patas son parches de color negro sólido, mientras que en el cuerpo presenta rosetas de centro pálido. El color de fondo es pálido en la parte inferior del cuerpo. La cola es anillada.
Los leopardos pueden presentar melanismo. Como un resultado de su cambio genético (mutación), la piel y el pelaje contienen grandes cantidades de pigmento negro, melanina. Más comunes en selvas densas y húmedas, los leopardos melánicos, conocidos como "panteras negras" se consideraban como una especie aparte. Las rosetas y manchas pueden ser apenas visibles.

Hábitat y distribución:
Es uno de los felinos con el margen de zona geográfica más amplio. Ubicación en el oeste, centro, sur, este y sudeste de Asia y África.
Habita en bosque tropical y lluvioso, en montañas, regiones montañosas y laderas cubiertas de piedras, en desierto y semidesierto, en hábitats abiertos, que incluyen tierras de pastoreo, brezales, páramos, sabanas, campos cultivados y montes bajos.

Técnica de caza:
Es la típica de los felinos, es decir, el abrazo a la presa y el mortal mordisco en la garganta que termina con su vida por asfixia. Es capaz de adoptar las posturas más inverosímiles sin soltar nunca la poderosa dentellada. Sólo cuando la presa ya haya expirado aflojará la presión para arrastrarla hasta algún protegido lugar en el que comenzará a devorarla.
El leopardo es un buen trepador y usa su inmensa fuerza para arrastrar una presa hasta los árboles, la cual puede consumir de inmediato o guardar como reserva (escondiéndola para usar en el futuro). En las ramas puede comer sin ser molestado y la carne está a salvo de animales carroñeros como hienas y chacales.
Una víctima grande puede proporcionar comida para 2 semanas, aunque tales cacerías se hacen cada tres días y el doble en el caso de las hembras con crías.
Adaptables a la presencia humana, los leopardos cazan hasta cerca de unos pocos kilómetros de grandes ciudades. Ellos han sobrevivido bien, a pesar de las numerosas amenazas.

Reproducción:
El leopardo es un felino de tendencias solitarias, pero durante la época de celo se pueden observar parejas que defienden conjuntamente un territorio y se dedican a la caza en equipo. Una vez terminado el celo se separarán y cada uno actuará de forma independiente.
El promedio de la camada es de 2 cachorros (excepcionalmente hasta 6), que nacen después de 90 a 105 días de gestación y son cuidados por la madre. Una vez son destetados a los 3 meses, permanecen con ella durante un año o más y los hermanos se pueden quedar por más tiempo.
No suelen superar los 15 años de edad, pero se han registrado ejemplares de más de 20.

Estado de conservación:
Bajo Riesgo (LR), Próxima a la vulnerabilidad (NT) [The IUCN Red List of Threatened Species, 2008]
La especie no es objeto de medidas de protección especial, pero su población es escasa, está concentrada en un hábitat muy restringido o amenazado de restricción, o se espera que se presente reducción en la población en los próximos años.

4 comentarios:

Tsukiko dijo...

¡Al final no has puesto la foto del gatito amoroso!

leticia ortiz de urbina dijo...

Que bien que bien! muchisimas gracias por acordarte, un gran detalle por tu parte. Quieres que te invente un cuadro sobre algo? y te lo dedico en el blog?
Besooooooooo
Me viene genial!

Himitsu dijo...

Tsukiko, es que el gatito amoroso era un leopardo de las nieves.

Himitsu dijo...

Muchas gracias por tu ofrecimiento, Leticia, pero no hace falta; lo he hecho encantada. Aunque... si quieres pintar algún cuadro inspirado en los unicornios... jeje :P
Besos!